450 AÑOS DE LA MUERTE DE SAN ESTANISLAO DE KOSTKA

DESCRIPTION

Por: Padre Marco Fidel Castaño Arbeláez S.J.

Estamos iniciando nuestro año escolar, y venimos a poner en las manos de Dios y de María todas nuestras actividades y como nos invita san Ignacio que sean dirigidas a la mayor gloria y alabanza de nuestro Señor.

Nuestro colegio ha querido celebrar los 450 años de nacimiento de San Luis en marzo y también queremos tener en cuenta los 450 años de la muerte de Estanislao en este mes de agosto. Dos jóvenes grandes. Ambos han sido elegidos patronos de varios colegios jesuitas en el mundo porque son dignos de imitar.

“Un joven convencido alcanza lo que quiere”

Quien es ese joven que decía: “nací para cosas mayores”. El polaco Estanislao de Kostka.

El mismo año en que moría, nacía Luis Gonzaga. ¡Dos jóvenes valiosos!

Se trata de dos jesuitas que muy jóvenes alcanzaron la santidad: San Estanislao de kostka y San Luis Gonzaga.

Ya sabemos quién es san Luis Gonzaga nuestro patrono. Ahora veamos brevemente quien fue san Estanislao de kostka.

La vida de san Estanislao fue un sí rápido y total. Alcanzó hasta el décimo mes de jesuita. Su familia muy similar a la de san Luis Gonzaga estirpe noble y muy conocida en su país. Su padre era senador querían darle a sus hijos  una buena formación para que sirvieran después a Polonia en la política o en la diplomacia y cuando oyeron hablar del colegio de los jesuitas en Viena no dudaron en desprenderse de los dos hijos mayores: Pablo y Estanislao para que fueran a estudiar.

Estanislao tenía 13 años cuando llega con su hermano Pablo a Viena. Llegaron llenos de ilusiones y de incertidumbres. En los 3 años que Estanislao paso en Viena en el colegio con los jesuitas, hizo brillantemente sus estudios de gramática, ciencias y retórica.  Además del alemán aprendió latín y griego. Participó en las actividades extra-escolares y se integró en algunos grupos del colegio. Este joven capta y hace vida esas 4 características de la formación jesuítica y que nosotros tenemos marcadas en nuestro coliseo: conscientes, competentes, compasivos y comprometidos.

Los dos hermanos vivían en  un apartamento a una cuadra  del colegio. Como su hermano Pablo decidió irse por otro camino con otros valores y su vida cada vez más se disipaba se hizo difícil la convivencia pues la vida correcta de Estanislao era un reproche para Pablo. Un día Estanislao le dijo: “me tendré que ir lejos y tendrás que responder por mí a mis padres”.

Pablo le respondió: “lárgate donde quieras y déjame vivir en paz”. Lo trataba muy mal. Estanislao empieza a madurar la idea de la fuga. Quería salir de Viena, pero tenía un motivo más grande sentía que Cristo lo llamaba a la Compañía de Jesús y los jesuitas no lo recibían en el noviciado de Viena por joven y por no contar con la venia de sus padres. El decía que su SÍ no daba espera.  Sentía un llamado profundo de Jesús y de María para que fuera jesuita.

Y se puso en camino sin que se diera cuenta su hermano. No tiene aún 17 años y deja atrás sus comodidades y rompe con su pasado y se fuga para decir un SÍ que no le cabe dentro de su cuerpo.

Decidió irse a  Alemania para pedir ingreso al noviciado. El Padre  provincial, que era San Pedro Canisio, lo acogió muy bien pero dado su caso  lo remitió al padre general en Roma; viajó con otros dos jóvenes que llevaban su misma inquietud.

Fueron 2.000 kms., caminando unos 35 kms. por día. ¡Cuántos desplazados en África, Asia y América!  San Estanislao bien podría ser el patrono de los caminantes.

Entre tanto Pablo lo busca y los papás esperan noticias de su hijo. Y como en ese entonces no había celulares, ni teléfono, ni carros, los correos se demoraban meses… la espera era larga y angustiosa.

Ya en Roma son recibidos por el Padre General, que era San Francisco de Borja y el 28 de octubre de 1567 el mismo día que cumplía sus 17 años ingresaba al noviciado. ¡Fue su mejor regalo de cumpleaños!

Luego recibe una carta muy fuerte de su padre diciendo:

“Con tu ligereza has deshonrado a tu familia, echando un baldón sobre toda la ilustre estirpe de los Kostka. Te has atrevido a recorrer Alemania e Italia como un simple mendigo. Si perseveras en esta locura (de entrar a la Compañía) no quieras más poner un pie en Polonia, porque yo te sacaré de cualquier rincón, y en vez de las cadenas de oro que te tenía preparadas, hallarás cadenas de hierro y serás encerrado donde no puedas ver más la luz del sol”.

La respuesta de un buen hijo: “Querido papá: no entiendo por qué usted deba afligirse tanto por mi entrada a la Compañía de Jesús, más bien debería alegrarse y darle gracias a Dios, viendo que su hijo ha sido llamado a seguir a Cristo Rey. No espere pues que yo cambie mi propósito… Le aseguro que estoy dispuestos a soportar todos los males del mundo y aun la muerte, antes de abandonar mi vocación… espero que el tiempo no tardará en devolverme aquel paternal cariño que hasta ahora me ha tenido.”

En el noviciado fue progresando en la amistad con Dios y fue acentuando su cariño por la virgen María

A los 10 meses de noviciado el 1 de agosto presentía que en ese mes moriría; el 5 de agosto visita la imagen de la virgen que tanto le gustaba en la basílica Santa María la Mayor de Roma.  Ese día le dijo a un amigo: “¿cómo no la he de querer si es mi madre?

El 9 escribió una carta a la virgen pidiéndole que le gustaría celebrar la fiesta de la Asunción con ella en el cielo. Ya se sentía un poco mal  y unas fiebres fuertes lo hacían sentir cada vez más débil y  diciendo los médicos que no había nada más que hacer, a pocos horas antes del 15 de agosto en la fiesta de la Asunción de María y después de recibir los últimos sacramentos muere en santa paz. Había sido jesuita durante 290 días

Poco tiempo después llega Pablo  a intrigar ante el Papa para llevárselo para Polonia. Es tarde. Tan solo puede visitar su tumba y llorar al hermano que no fue capaz de valorar.

Pablo, el hermano de san Estanislao, se convirtió, se dedicó a la oración y al servicio social y pidió entrada a la Compañía; fue admitido como novicio poco antes de morir a los 59 años.

San Estanislao fue declarado santo por la Iglesia junto con san Luis Gonzaga

Por su intercesión se obtuvieron numerosos milagros, y el Papa lo canonizó y lo declaró patrono de los novicios y de los que se preparan al sacerdocio.

Más tarde la Iglesia lo declaró uno de los patrones de Polonia. Todos los años en su fiesta los jóvenes estudiantes polacos hacen bendecir sus libros para que Dios les conceda el ser buenos estudiantes y buenos cristianos.

El sí de Estanislao a Dios fue un sí alegre, entusiasta, y rotundo. Muy valioso porque ese sí lo dio un joven como cualquiera de ustedes, de apenas 15, 16, 17 años.

“Un joven convencido alcanza lo que quiere”.

Con la celebración de esta Eucaristía pidamos, al Señor que él impulse nuestra vida, guíe nuestra libertad y fortalezca nuestra voluntad como lo hizo con este joven que supo luchar por su ideales.

 

CALENDARIO

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Agenda de Actividades

No hay actividades para mostrar